LA OFENSA

Grabar a un artista como Ramón siempre es un placer, pero poder hacerlo de puertas para dentro en la sala Be Cool y de una manera tan tan cruda, ya se convierte en un lujo. Después de haber anunciado su retirada de los escenarios (al menos temporalmente), el catalán nos deleita con esta visceral versión de un tema de su último, y más oscuro, trabajo Tinieblas por fin que esperemos sea un «hasta luego».